mdlf25

Manchón de las Flores es el nombre originario que pusieron a la finca las familias Parkes Ince y González Martel al comprar el terreno en 1970. Se ha conservado puesto que creemos que resume perfectamente el concepto que se quiere transmitir de un lugar sano y natural.

MDLF aporta a Tenerife, una iniciativa innovadora que combina (en base a modelos europeos de desarrollo de terapias alternativas en la naturaleza) turismo de calidad y ocio, y deporte, para un público de distintas edades.

Hemos tratado de crear un espacio original dedicado a diferentes actividades bajo un mismo sello de calidad. Un centro para la enseñanza, las terapias alternativas, el ocio y el deporte, en un entorno natural privilegiado.

La localización geográfica de nuestra iniciativa es fundamental y facilita el pleno desarrollo de las actividades que se proponen en este proyecto. La finca, se sitúa en la montaña del Púlpito, entre los municipios de La Laguna y Tegueste. Cuenta con 19.000m2 de superficie, de los cuales 800 m2 están construidos.

La finca se encuentra a unos 600 m de altitud. Al norte, está la zona Los Álamos, y al sur, la ciudad de La Laguna, por lo que se encuentra en la zona media de las tres franjas climáticas de la isla de Tenerife, gozando de un tipo de clima oceánico. En la montaña de El Púlpito el clima es frío y húmedo, propiciando la formación de nubes que benefician al suelo con el rocío y las nieblas. Las precipitaciones alcanzan entre los 500 a 1000 mm/año, aunque el suelo es bastante impermeable.

La ubicación de la montaña determina el predominio de los vientos alisios durante todo el año, factor que se une a una altitud de 600 metros sobre el nivel del mar para proporcionar una combinación de temperaturas suaves (15º-20º grados), humedad constante y precipitaciones considerables. La vegetación original está compuesta por las especies propias de la Laurisilva (viñátigo, acebiño, laurel, barbuzano) y fayal-brezal en los sectores más adversos.

El futuro

La intención es reforzar el carácter e identidad del Manchón de las Flores con una propuesta de futuro apoyada en la arquitectura y rehabilitación. Pretendemos crear un espacio único y diferenciado de lo que se encuentra en el resto de la isla, por lo que el proyecto se basa en la arquitectura bioclimática y sostenible. La arquitectura bioclimática consiste en el diseño de los edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas, aprovechando los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, vientos) para disminuir así los impactos ambientales, intentando reducir los consumos de energía. Intentaremos reducir al mínimo las consecuencias negativas para el medio ambiente de edificios; realzando eficacia y moderación en el uso de materiales de construcción, del consumo de energía y del espacio construido, trabajando en técnicas innovadoras incluso para el cultivo de la tierra, tales como la permacultura.

¿Qué es la Permacultura?

Es un sistema de diseño para la creación de medioambientes humanos sostenibles. La palabra en sí misma es una contracción no sólo de agricultura permanente, sino también de cultura permanente, pues las culturas no pueden sobrevivir sin una base agricultural sostenible y un uso ético de la tierra. La permacultura trata con plantas, animales, construcciones e infraestructuras (agua, energía, comunicaciones), pero no trata acerca de estos elementos en sí mismos, sino sobre las relaciones que podemos crear entre ellos por la forma en que los ubicamos en el paisaje. La idea es crear sistemas ecológicamente correspondientes y económicamente viables, que provean para sus propias necesidades, no exploten o contaminen y que sean sostenibles. La permacultura está basada en la observación de los sistemas naturales, la sabiduría contenida en los sistemas tradicionales de las granjas y el conocimiento científico moderno. Bill Mollison
Historia